.

En el cuidado Pibella es una alternativa perfecta


En el cuidado Pibella es una alternativa perfecta. Una colega me mostró Pibella. Soy experta de asistencia de cuidado en un hospital y mi colega me rogó implementar Pibella en neustra sección quirúrgica. Después de mirar el empleo en el internet me quedé imediatamente interesada y pedí un ejemplar. Lo probé y me dí cuenta que hace falta un poco de práctica en paz. Pero me sentí muy cómoda con Pibella. El pequño hueco del tubo se adapta perfectamente. Teniendo esa experiencia en cuenta me presenté en la próxima reunión de colegas y les expliqué el funcionamiento de Pibella – ahora utilizado en la sección entera.
Gran parte de mis colegas querían hacer sus propias experiencias y pidieron un ejemplar para un uso personal. Y con el propio entusiasmo se disminue la vergüenza de recomendar Pibella a las pacientas y explicar su funcionamiento. Pacientas que usan Pibella son muy contentas y agradecidas ya que así pueden orinar de forma independiente y tampoco tienen que recurrir a otros métodos menos cómodos.
A las enfermeras Pibella ofrece además trabajar de modo menos oneroso para la espalda ya que las pacientas no tienen que ser lavantadas. También es importante que hay menos riesgo de caídas. Yo personalmente no quisiera renunciar a Pibella en mi viaje a Tailandia. Para mi está claro – ¡Pibella es un producto genial y un gran invento para las mujeres!

Brigitte Wittwer, experta de asistencia de cuidado, hospital universitario, Suiza