.

¡Sin dolores y absolutamente hermético!

Estimados señoras y señores
Hace mucho que he gastado dinero en algo que se merece tanto. Sufre de una enfermedad de piel, llamda “Lichen Sclerosus”. Se trata de una enfermedad de los labios de la vulva. Afecta la piel y causa lesiones húmedas. Son neuve años que he intentado encontrar una solución para que la herida no sea mojada por la orina.
Admito que al principio era un poco escéptica frenta a Pibella. Pero a pesar de que el material es duro al emplear Pibella la sensación es agradable y la colocación correcta es fácil. Y eso es el mayor problema con otros urinarios que he probado. Solo con Pibella todo queda absolutamente seco. Tanto más la alegría de haber por fin solucionado el problema. Al principio estaba un poco torpe pero ahora soy versada y ya no me escapa ninguna gota.
Ahora llevo mi Pibella siempre conmigo y así siempre voy bien preparada. Antes me veía forzada quedarme en casa para estar cerca de la ducha para que pueda lavarme después de orinar y si sentía dolores. A otras mujeres con la misma enfermedad les recomiendo Pibella Travel.

Tantos saludos
Emma L., Dinamarca