.

De senderismo con Pibella

Utilizo Pibella cuando voy de senderismo. Como soy un poco mayor agacharme me cuesta o sea sobre todo me cuesta levantarme luego. Con Pibella todo es mucho más fácil porque puedo hacer pipí estando de pie. He comprado otros dos ejemplares porque quiero regalarle uno a mi hermana y el otro lo llevaré en mi bolsa de mano.
Pibella también es valioso en baños sucios. No tengo que sentarme en un asiento sucio. También conviene que Pibella es pequeño y incluso cabe en el bolsillo del pantalón y que el material se limpia de manera fácil porque es muy resbaladizo.
Saludos cordiales

Dora Hansel, Alemania